Publicidad engañosa por establecer precios que coinciden a la hora de pagar

La Superintendencia de Industria y comercio se pronunció recientemente indicando que todo el que funja como anunciante de un producto o servicio, de acuerdo a la publicidad emitida, debe responder por los perjuicios que cause respecto de las condiciones objetivas y específicas contenidas en la misma, quedando del todo prohibida la publicidad engañosa.

De conformidad con el artículo 23 de la Ley 1480 del 2011, todos los consumidores tienen derecho a que se les suministre información completa, veraz, transparente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea respecto a los productos y servicios que le son ofrecidos, mientras que los productores o proveedores deberán responder por el incumplimiento de tales obligaciones.

Lo anterior busca garantizar que los consumidores obtengan los elementos de juicio suficientes que les permitan elegir entre la variedad de los bienes y servicios ofrecidos en el mercado y de esta manera poder tomar la decisión de consumo que considere más razonable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram